Somos resultado directo de nuestro mayor recurso: ¡Nuestra Gente!